Respuestas Creadas en el Foro

Visualización de 1 -11 de 11 publicaciones
  • Nazaret

    Miembro
    22 de octubre de 2022 a las 9:13 pm

    Algunos de los problemas y dificultades que encuentro a la hora de impulsar la educación emancipadora son:

    La falta de voluntad e implicación política que da lugar a:

    • Los recortes que ha habido en el sistema educativo y que generan ratios muy amplios de alumnos y a tan poco profesional en los centros competentes en áreas como por ejemplo, la igualdad. Además, la falta de recursos económicos se transforma en falta de herramientas.
    • Los cambios constantes de leyes hacia una ideología u otra convierten la educación en un juego de poderes que impide a la sociedad tomarse en serio los valores que transmite.
    • La dificultad de los trámites.

    La desinformación que circula por redes y medios de comunicación, los cuales cada vez llegan más facilmente a las personas.

    El temor que tiene la población a cuestionar metodologías tradicionales y a los cambios que requieren de innovación. Esto da lugar a una gran resistencia al cambio por parte de la población hacia un nuevo modelo de socialización, pues el actual está marcado por:

    • Una dificultad hacia la interculturalidad, hacia una mirada colonizadora que rompa con lo actualmente conocido y nos lleve a otro punto de vista de la historia.
    • Dificultad para aceptar la inclusión de la diversidad.
    • Dificultad para romper con ideas y actitudes patriarcales.
    • Existencia de un exceso de competitividad y falta de cooperación y trabajo en grupo.
  • Nazaret

    Miembro
    22 de octubre de 2022 a las 8:46 pm

    Desde mi punto de vista, la educación para la ciudadanía global es la que actualmente predomina en el sistema educativo. Coincido en lo aportado por mis compañeros pues se siguen barajando los términos de exclusión e inclusión con el fin de actuar ante las realidades que lo causan, su eje vertebral es el enfoque de género, impulsa medidas de justicia social, equidad, solidaridad, de ecología… El mayor ejemplo de ello es que aún se hable en las aulas de asignaturas como “Ética crítica y Educación para la Ciudadania” o “Valores Cívicos y Éticos”.

    No obstante, nuestro sistema educativo sigue dejando el rastro del resto de modelos en algunos aspectos, especialmente a través del asistencialismo como ya se ha mencionado y con elementos del modelo educativo para el desarrollo humano y sostenible.

  • Nazaret

    Miembro
    22 de octubre de 2022 a las 4:08 pm

    Desde mi punto de vista, la LOMLOE sí nos sirve para impulsar una educación emancipadora pues persigue acciones y metas propias de este modelo educativo. La LOMLOE parte de la coeducación para lograr una igualdad de derechos y deberes, igualdad de género, prevención de la violencia de género, respeto a la diversidad afectivo sexual, la no discriminación, promover el diálogo y la comunicación… Además, tiene un enfoque hacia problema real y las causas que lo generan para poder dar a este respuestas transformadoras e intervenir de una manera concreta a cada situación. Por ejemplo, cada centro educativo tendrá una realidad diferente, por lo que necesitará planes específicos diferentes. Algo muy importante a destacar es que la ley tiene en cuenta la transversalidad y la interseccionalidad que nos atraviesa a cada ser humano. A pesar de todo, considero que siguen faltando contenidos que ayuden a decolonizar nuestra visión de la historia y a tener una interculturalidad crítica que nos ayude abrir la mente.

    Por otro lado, la aplicación de la ley es muy lenta y, en general, todo el sistema educativo se ve afectado por los cambios rápidos de normativa que se realizan (cada vez que gobierna un partido político se implantan nuevas leyes en lugar de conservar una que cale en la sociedad española) y que hacen inviable sensibilizar e impulsar el modelo que la LOMLOE está dinamitando en las aulas. Coincido especialmente con mis compañeros en el hecho de que esta ley no puede ser llevada a la práctica si no es dotada de los recursos necesarios para que cada centro la aplique de manera adecuada y real.

  • Nazaret

    Miembro
    20 de octubre de 2022 a las 7:49 pm

    He de admitir que coincido con los compañeros en prácticamente todo lo aportado a este foro y, aunque mi opinión no esclarece nuevos puntos de vista, me gustaría aportarla a modo de esquema.

    Resumiría diciendo que como fortalezas hemos hallado:

    -La existencia del mismo Plan. Indica un avance en el camino correcto, un camino hacia una educación de valores, inclusiva, tolerante, de igualdad, que abarca la sexualidad…

    -Este Plan es una gran oportunidad para que Educadores/as Sociales de los IES tomen su papel y lo lleven a cabo, demostrando su valor y siendo ejemplo en otros muchos centros educativos.

    El hecho de que no se marque una figura clara para elaborar el Plan ha sido muy recalcado por mis compañeros como debilidad, algo en lo que coincido, pero prefiero quedarme con la parte positiva.

    En lo que respecta a las debilidades, argumentar que:

    -Este Plan necesita de una continuidad que en muchos ocasiones es inexistente o imposible de llevar a cabo. Básicamente porque es un Plan con una duración de 4 años, que implica la asistencia y el compromiso del profesorado, un profesorado que en la mayoría de las ocasiones entra y sale (pues no toda la plantilla es fija). Este hecho es motivo de que la viabilidad de las actividades y acciones integradas al Plan dependa del interés que tengan los mismos en participar.

    -Otro aspecto, que espero que no pero que puede darse en más de una ocasión, es que este Plan quede archivado en un cajón y nunca se llegue a incorporar en el centro. Es decir, que sea visto como una obligatoriedad que hay que entregar. A este punto, comentar la necesidad de que fuese revisado por inspección educativa para su buen cumplimiento.

    -El hecho más destacable es que para llevarse a cabo el Plan se necesita de que alumnado, profesionales del centro y familia se comprometan con el mismo. Ya sea desde la realización de los cuestionarios de la forma más sincera posible para obtener un diagnóstico lo más cercano a la realidad existente (pues en muchas ocasiones a estos cuestionarios se responde de la forma más ética posible), hasta el hecho de adoptar un lenguaje inclusivo dentro y fuera del aula.

    -Además de esta implicación mencionada, la formación para quienes tienen que darle vida es vital para que este Plan de unos resultados óptimos en todas sus fases.

    -Dando un énfasis especial a las familias y su papel, también se ha hablado de lo arraigados que están algunos pensamientos en el seno de las mismas. Personalmente, he dado con situaciones en las que el alumnado no se presentaba a actividades programadas (a consciencia de sus padres) por el hecho de que estaban dedicadas a temáticas de Igualdad. A esto, sumar que pocas actividades son las que el centro lleva a cabo con familias, cuando quizás esto es sería lo más importante pues son el principal foco educativo.

    La realidad normalmente es muy sencilla: los profesionales formados en igualdad o dispuestos a la causa serán quienes se impliquen en sacar adelante este Plan, mientras que los demás seguirán con sus rutinas como si el mismo no existiera. Y, normalmente, los profesionales implicados son quienes más sobrecarga de trabajo tienen por este mismo motivo.

  • Nazaret

    Miembro
    16 de octubre de 2022 a las 7:02 pm

    En lo que respecta a la comunicación he tenido la suerte de aprender todas las técnicas que la engloban en la asignatura de Habilidades Sociales durante la carrera. La metodología que empleábamos en el aula para interiorizarlas era mediante una primera toma de contacto a través de explicaciones teóricas, para luego probarlas mediante rol-play y finalmente interiorizarlas con su puesta en práctica con debates en el aula. En los años consecutivos se demostró gran interiorización de estas técnicas por parte del alumnado tanto dentro como fuera del aula. Personalmente, aprenderlas mejoró todas mis relaciones sociales.

    Durante mi recorrido educativo y en calidad de alumna, he de admitir que me fueron enseñadas algunas de estas técnicas comunicativas, pero todas ellas con motivo de mantener el orden en el aula y no de promover buenas relaciones.

    Sin duda coincido con las compañeras en que todas las técnicas comunicativas (escucha activa, disco rayado, feedback, empatía, fomentar el lenguaje no sexista…) son esenciales para conseguir confianza y lograr sensibilizar, además de que deberían incorporarse en el currículum como una asignatura más y ser empleadas por todos los profesionales.


    En lo referente a la confianza y a la colectividad, pocas veces ha sido trabajado en el aula. Recuerdo haber leído pocos relatos que den voz a mujeres o que sean reflejo de colectividad y fomenten el sentimiento de pertenencia al grupo. Las dinámicas relacionadas con ambas técnicas las he podido realizar en talleres de igualdad, pero nunca durante la educación obligatoria, y de haberlas realizado ha sido con un resultado contrario al que deberían, pues afianzaban la competitividad en el aula ya que el docente no focalizaba en la importancia de cooperar y ser un grupo integrado. Este tipo de técnicas son vitales para conectar y conocer a los compañeros, además de ser esenciales al inicio del curso para romper el hielo y otorgar cuanto antes confianza y sentimiento de pertenencia.

    En cuanto a la creatividad he de admitir que es algo que he practicado más durante mi recorrido escolar de maneras muy diversas, aunque cuando más se ponía en práctica era en fechas señaladas como el día de la Mujer, el día por el Medio Ambiente, Navidad, etc. Al no mantenerse en el tiempo dinámicas referidas a la creatividad ocurría lo mismo que con las anteriores: el contenido no cala en el alumnado.

    En lo que respecta a los docentes, la falta de creatividad y flexibilidad ha sido un problema a la hora de llevar sus actividades a cabo, pues las tenían planificadas de un modo concreto y ante el mínimo imprevisto (como que no funcionara internet, una app, falta de cooperación…) la dinámica era cancelada. Por esto es que considero que ser flexible es fundamental como profesional, siempre hay que tener alternativas.

    Añadir que me alegra ver que los compañeros usan tantas técnicas con sus usuarios, puesto que mi experiencia como alumna ha sido carente de ellas.

  • Nazaret

    Miembro
    16 de octubre de 2022 a las 6:03 pm

    Las aulas de enseñanza pública suponen una oportunidad muy grande para la coeducación, ya que estas instituciones son las encargadas de educar a las nuevas generaciones y son las que tienen un mayor alcance, de modo que pueden incidir y alcanzar a un mayor número jóvenes. De este modo, ayudan a que la coeducación sea una realidad que impregne la manera de relacionarse y el aprendizaje de todos estos desde edades muy tempranas.
    Aunque creo que la educación consta de componentes y de recursos para llevar a cabo procesos formativos coeducativos, aún estos no son suficientes. Necesitamos formar mejor a los profesionales encargados de coeducar en el aula. Y aunque esto es algo que la nueva ley impulsa, no es llevado a la realidad siempre, pues las formaciones en igualdad actuales no son suficiente para que puedan transmitir una coeducación de calidad. La escuela debería revisar su currículum oculto y omitido para dejar de cometer fallas en estos campos y así convertir el entorno educativo en uno de respeto, tolerancia e igualdad. Desde mi punto de vista, el Plan de Igualdad no es más que el punto de partida para interiorizar la necesidad de una escuela coeducativa y así, poco a poco desarrollarse por completo.
    Por otro lado, al no ser la escuela el único componente educativo, considero necesario que tanto familia como medios de comunicación pudieran implicarse y transmitir coeducación en el hogar y el resto de actividades de la vida diaria. Al fin y al cabo la coeducación es responsabilidad de todos, de toda la sociedad.

  • Nazaret

    Miembro
    17 de junio de 2022 a las 10:19 am

    Está claro que la interseccionalidad debe estar presente en proyectos de tipo social para velar por todas las realidades y necesidades de los diversos colectivos. Aunque bajo mi punto de vista incorporar la interseccionalidad en proyectos sociales es muy complejo si la población destinataria es muy amplia, pues siempre puede haber factores que se nos escapen. Considero muy importante la fase de diagnóstico de la realidad por este hecho, ya que nos permitirá reconocer la diversidad de realidades y necesidades de la ciudadanía objeto de intervención. Además, esta fase nos permite el diseño de objetivos y el uso de herramientas y recursos adecuados a cada realidad. Por otro lado, un factor esencial bajo mi punto de vista es que la implementación de estos proyectos sea dinámica, es decir, que permita la adaptación continua a las nuevas necesidades que se vayan detectando o que vayan surgiendo.

    Para poder utilizar la interseccionalidad en nuestra labor, antes que nada, tenemos que pensar de otra forma acerca de la identidad, la igualdad y el poder; y así poder plasmarlo en una intervención. Es muy importante que todos los profesionales que vayan a participar bajo esta perspectiva la conozcan y compartan.

  • Nazaret

    Miembro
    14 de junio de 2022 a las 1:16 pm

    Como ya hemos dicho en el anterior foro, la interseccionalidad es una herramienta analítica que nos permite reconocer que las desigualdades sistémicas se configuran a partir de la superposición de diferentes factores sociales como el género, la etnia y la clase social, ejes que nos atraviesan constantemente. Por tanto, es una herramienta que permite visibilizar, analizar e intervenir en situaciones de desigualdad, teniendo en cuenta que los ejes de opresión no actúan de forma independiente sino interrelacionada.

    La transversalidad implica que cuando se desarrolle cualquier política en esta se tenga en cuenta el impacto que puede tener sobre hombres y mujeres, de modo que la perspectiva del género constituya un eje de análisis de todas las normativas que se desarrollen en dicha política. Además, permite incorporar la experiencia de las mujeres en el diseño, implementación, desarrollo y evaluación de las políticas.

    Desde mi punto de vista son y deberían ser términos complementarios puesto que la transversalidad debe tener un enfoque interseccional.

    En lo que respecta al siguiente elemento de debate que se plantea, considero que la interseccionalidad está sustituyendo a la transversalidad dado que en ella también se tiene en cuenta el factor del sexo y el género.

  • Nazaret

    Miembro
    3 de junio de 2022 a las 7:02 pm

    La interseccionalidad reconoce que las desigualdades se configuran a partir de factores sociales como son el género, la etnia, la clase social, la orientación sexual…

    De esta manera entiendo como interseccionalidad una herramienta que nos permitirá identificar las discriminaciones y formas de exclusión social, así como los elementos que las configuran. Además, esta misma nos hace conscientes de que hay más de un elemento que nos hace vulnerables a la discriminación social, y que pueden superponerse y cruzarse entre ellos.

    Debemos tener en cuenta que existen una serie de desventajas y privilegios que tiene una persona en función del momento y lugar, y que no pueden entenderse examinando únicamente los elementos de su identidad, sino que también hay que tener en cuenta al conjunto de relaciones de poder que le afectan, ya sean a nivel macro (pobreza, legislación…) o micro (estructura familiar, estado de salud…). La interseccionalidad estudia estas relaciones de poder, los privilegios y cómo los grupos dominantes organizan estrategias de poder (conscientes o no) para preservar su posición de supremacía.

    La interseccionalidad nos recuerda que es importante considerar estos factores mencionados pues pueden crear barreras a determinadas personas. A la hora de llevar a cabo iniciativas legislativas es muy importante tener esto en cuenta, pues gracias a la interseccionalidad sabremos si tendrán un impacto positivo o negativo en los diferentes individuos y grupos sociales. Esto garantiza que las leyes y las políticas sean diseñadas de modo que las diversas experiencias de toda la población sean incluidas, evitándose pensamientos y soluciones únicas, con el objetivo de beneficiar al mayor número de personas posibles y garantizar un mejor servicio de atención a la ciudadanía.

  • Nazaret

    Miembro
    24 de junio de 2022 a las 12:31 pm

    Por ahora, lo veo como algo negativo, ya que la transversalidad es mucho más específica y aborda de manera más amplia el género como factor de riesgo. Ninguna debe solapar a la otra, sino complementarse

  • Nazaret

    Miembro
    24 de junio de 2022 a las 12:27 pm

    Con amplias no me refiero a diversas, sino a grandes cantidades de población. Sin duda puede realizarse, pero cuanto menor sea el ratio mejor intervención se puede llevar a cabo y mucho más específica a las necesidades reales de los destinatarios. Por tanto, la interseccionalidad no solo estará plasmada en un papel sino que se llevará mejor a cabo

Visualización de 1 -11 de 11 publicaciones