Respuestas Creadas en el Foro

Visualización de 1 -3 de 3 publicaciones
  • mriscomarina@gmail.com

    Miembro
    28 de marzo de 2022 a las 7:14 pm

    Estas mujeres víctimas de la extorsión, el engaño y la trata, reducida en dicho contexto como nuevo “producto de consumo” acaba formando parte (aunque de manera indirecta bajo la economía sumergida del país) del sistema económico y por tanto social que en dicho país de llegada se está desarrollando. Respecto a la parte “social” de la problemática, recoge una gran diversidad de consumidores que agrava la situación, ya que no es un negocio para una minoría de población masculina, sino que incluye desde un perfil de hombre económica/socialmente ‘bien situado’ hasta un perfil de ‘hombre pudiente’ donde su situación económica está por debajo de lo estandarizado.

    A pesar del gran desarrollo que vamos obteniendo con el paso de los años y las contínuas luchas por aquello tan básico, tanto de lo que precisamos tener en la sociedad “del hoy” como lo que no deberíamos consentir tener, este es uno de los sectores más afectados y que más urge tomar cartas del asunto y, sin embargo, parece no adquirir la relevancia que verdaderamente tiene como para mediar en ello. Por lo que, parece irse construyendo una sociedad de género paralela a la que tenemos en España.

    Entonces… la pasividad gubernamental ante hechos así ¿es por falta de motivación social o es mera imprudencia racial?

  • mriscomarina@gmail.com

    Miembro
    24 de marzo de 2022 a las 10:16 pm

    Creo que uno de los principales factores que más que se ha achacado y que sigue actualmente en pleno siglo XXI hacia la mujer es la responsabilidad de hacer frente a cuidados que deberían ser comunitarios, bien desde los inicios de la relación hasta el momento del núcleo familiar ya establecido (convivencia pareja- hijos), o bien desde el mismo ámbito familiar parental (convivencia padres – hermanos). Supone un gran impacto para el empoderamiento porque bien directa o bien indirectamente vamos focalizando desde edades muy tempranas estas responsabilidades; a las hermanas (por ser lo más común en chicas..) a mamá (por estar pendiente de todo..) de modo que reducimos notablemente los ámbitos laborales en los que poder potenciar nuestras fortalezas y desarrollar nuevas habilidades.

    Contribuye gran autonomía (a la mujer que por ejemplo se independiza, ya que desde el momento que entra en esa nueva etapa sabe cómo valerse por sí misma) pero juega un doble papel, como para la mujer que su situación sea más compleja (como la mujer que venga de un país distinto en busca de un puesto laboral acorde a la formación realizada en su país de origen y que en el recién llegado no sea común ser dirigido por mujeres).

  • mriscomarina@gmail.com

    Miembro
    21 de marzo de 2022 a las 8:51 pm

    Pienso que las principales razones que mueven a una persona o un colectivo a emigrar es la supervivencia y mejora en la calidad de vida, bien individual o bien familiar. En función del país en que nos centremos influirá en mayor o menor grado las causas que llevan a un género u otro a emigrar, pongo en contexto; dentro del sector de limpieza/ cuidados de ancianos igual sí podemos decir que son más las mujeres latinoamericanas que emigran que los hombres; por el contrario, encontramos un número más reducido de mujeres en trabajos del sector agrario que si abarcan más hombres, como los de origen rumano.

    En la gran mayoría de casos vienen a países donde les puedan mejorar su situación precaria e incluso la de su familia que por diversos motivos aún no han podido abandonar el país de origen.

    ¿SE TRATA DE UNA OPCIÓN LIBREMENTE ELEGIDA? Debemos observar a qué sector son dirigidas; la mujer que haya sido traída bajo una red de trata buscará más opciones de huída que de permanencia; por lo que los objetivos de una y otra serán completamente distintos.

Visualización de 1 -3 de 3 publicaciones