• Luz Piedad Caicedo

    Administrador
    22 de mayo de 2022 a las 5:00 pm

    Gracias Ismael, haces un buen resumen. Creo como tu, que “desde las Instituciones se debe velar para que este trabajo no sea precario y no remunerado (o mal remunerado) ya que con eso se continúa con la feminización de la pobreza”. Pero también creo que deben ocuparse de la distribución de estos cuidados entre hombres y mujeres. Y sobre todo, creo que hombres como tu deben comprometerse con la distribución de los trabajos del cuidado en sus entornos domésticos.