• Sandra

    Miembro
    9 de abril de 2022 a las 3:49 pm

    Es incoherente decir que la mujer está empoderada cuando es esta misma la que contrata a otras, normalmente de lugares latinos, para obtener su empoderamiento. No comparto la idea de que la mujer está empoderada, ya que no somos todas las mujeres las que nos beneficiamos de este empoderamiento, sino una parte de la sociedad y sobre todo aquellas que procedemos de países desarrollados, sin tener miramiento en todas estas mujeres que dejan sus vidas, y dejan a sus hij@s a cargo de sus abuelas o demás familia, para cuidar a l@s hij@s de la mujer empoderada. Lo cual lleva a una desigualdad entre las mujeres, reprimiendo a todas aquellas que proceden de otros países, porque como bien sabemos, a día de hoy sigue existiendo cierto rechazo hacia las personas extranjeras, haciendo que tengan una díficil adaptación al lugar de destino, así como, considerando que estas no tienen ni voz ni voto, aparte de no dar a conocer los derechos que tienen.

    A pesar de que hoy en día se ha avanzado un poco, sobre todo en el reparto de tareas entre hombres y mujeres, además del acceso de la mujer al mercado laboral, considero que la mujer sigue estando esclavizada en el cuidado de l@s hij@s y de las tareas del hogar. Ya que en la mayoría de las familias es la mujer la que realiza todo, a pesar de que trabaje fuera del hogar debido a que ha sido educada para ello y se siente en la necesidad de hacerlo.

    A continuación os dejo un artículo muy interesante basado en el tema que estamos abordando, escrito por Ramona Torrens Bonet.

    La contratación de mujeres inmigrantes. ¿Una alternativa a la crisis del cuidado de las personas? – Dialnet (unirioja.es)