• Clara

    Miembro
    7 de abril de 2022 a las 9:31 pm

    Buenas tardes,

    Mi opinión es que la prostitución es una forma de violencia de género, de explotación sexual y violación de la dignidad humana, que no puede separarse de la trata, porque se nutre de ella. Sin prostitución, no habría trata. Ambos fenómenos nacen de la desigualdad y de la feminización de la pobreza. Se utilizan mujeres y niñas como objetos consumibles, mercantilizando su cuerpo. Por lo tanto, no considero que sea un trabajo. Leía en algún comentario que había que diferenciar a quienes lo ejercen de una manera libre. No creo que esto sea posible. No es lo mismo ejercer la prostitución de manera consentida que de manera voluntaria. Cuando tu situación de vulnerabilidad y de precariedad te llevan a tomar esa decisión, la “libertad” se vuelve dudosa.

    En cuanto a la construcción social del género, que está en la base de la desigualdad entre hombres y mujeres, lo ponía en un comentario anterior que no sé qué pasó pero no se publicó, es que debemos plantearnos una posición crítica con la actual pornografía, que no está sino legitimando y construyendo un imaginario acerca de la violencia sexual muy poderoso.