• inakir.f.28@gmail.com

    Miembro
    5 de abril de 2022 a las 10:15 pm

    Como muy bien comentas, gran parte de la responsabilidad como sociedad de que la mujer ocupe el rol de cuidadora del hogar y de la familia. Muchos hogares son fábricas de roles de género que utilizan el mismo molde, que la niña juegue a las cocinitas y los niños al balón, que las niñas a las enfermeras y los niños a los mecánicos, es algo muy profundo y arraigado en nuestra sociedad, por desgracia, que hace que muchos niños y niñas inconscientemente normalicen y aprendan que su papel principal es cuidar o que se encargue ella.

    Mucha culpa de que se sigan teniendo el mismos problemas que hace 20, 40 años, es que no se quiere o no conviene cambiar.

    ¿A quién le asusta el feminismo? ¿Por qué hay mujeres en contra de él? ¿Por qué en unos aspectos el feminismo ha sido capaz de poder cambiar estructuras o ideales machistas y en otros aspectos no? ¿A caso todo el mundo quiere cambiar?.

    Estas preguntas siempre que tengo oportunidad y tiempo para reflexionar, las hago a mis compañeras y compañeros de clase, a mis profesores, etc… Porque quizás no estamos aprendiendo del pasado, del tiempo y quizás no estemos siendo lo suficiente analiticos cuando pensamos en cambiar.

    Y retomando el tema de la crisis de cuidados, es necesario educar en edades tempranas que los cuidados, el mantenimiento del hogar y sus responsabilidades, no distingue entre géneros y para una mayor eficiencia, si se reparten. Con esta educación, conseguiremos una sociedad o que gran parte, haya crecido bajo esos valores, que se apoyen en la igualdad y el respeto, para así conseguir un cambio social ya que nosotros/as, estamos contaminados, en mayor o en menor parte de esa desigualdad, o al menos es mucho más dificil de generar un cambio, por lo que pienso que hemos de abonar y sembrar, para que una vez germinen, crezcan fuertes y altas las semillas del respeto y la igualdad y entonces es cuando alcanzaremos el verdadero progreso.