• belenvillegasjimenez@gmail.com

    Miembro
    4 de abril de 2022 a las 9:38 pm

    Coincido en muchas compañeras y compañeros en que la responsabilidad del hogar y de la familia en pleno siglo XXI sigue recayendo sobre la mujer. La educación que se sigue recibiendo directa o indirectamente nos implica en esa responsabilidad de la que poco a poco vamos haciendo como una parte cotidiana de la vida sin darnos cuenta de que estamos haciendo por educación machista no igualitaria y por tanto menos repartida.

    El feminismo y el empoderamiento femenino ha hecho que nos revelemos para poder hacer un reparto equilibrado en todos los ámbitos personales, el hogar, los cuidados, etc.

    Además, que el tema de la independencia a la mujer se le ha preparado para ser capaz de llevar una casa y cuidar al resto en su futura independencia, lo que supone que con el feminismo estas mujeres revolucionarias se vean obligadas a hacerse cargo de “enseñar” a esos hombres que no han recibido una educación basada en la conciliación y el equilibrio en el ámbito familiar y del hogar.