• virgidomin@hotmail.com

    Miembro
    3 de abril de 2022 a las 1:09 pm

    Creo que esta cita pone de manifiesto la necesidad imperante de creación de vías seguras para la movilidad humana.

    Incluso en estas circunstancias mujeres y niños y niñas no están exentos de caer en manos de mafias de prostitución, como estamos viendo en estos momentos con las personas ucranianas que están intentando salir de su país y llegar a un lugar seguro: personas en la frontera esperando para recoger a refugiados sin ningún tipo de control, grupos de menores desaparecidos en el trayecto, etc.

    La desesperación y la necesidad, la falta del dominio del idioma, de los códigos culturales, la falta de red social, por no hablar de los y las menores que emprenden el viaje en soledad los convierten en altamente vulnerables para esos negocios ilicitos que necesitan, literalmente carne humana, para seguir subsistiendo y que, por la falta de control reportan grandísimos beneficios.