• mriscomarina@gmail.com

    Miembro
    24 de marzo de 2022 a las 10:16 pm

    Creo que uno de los principales factores que más que se ha achacado y que sigue actualmente en pleno siglo XXI hacia la mujer es la responsabilidad de hacer frente a cuidados que deberían ser comunitarios, bien desde los inicios de la relación hasta el momento del núcleo familiar ya establecido (convivencia pareja- hijos), o bien desde el mismo ámbito familiar parental (convivencia padres – hermanos). Supone un gran impacto para el empoderamiento porque bien directa o bien indirectamente vamos focalizando desde edades muy tempranas estas responsabilidades; a las hermanas (por ser lo más común en chicas..) a mamá (por estar pendiente de todo..) de modo que reducimos notablemente los ámbitos laborales en los que poder potenciar nuestras fortalezas y desarrollar nuevas habilidades.

    Contribuye gran autonomía (a la mujer que por ejemplo se independiza, ya que desde el momento que entra en esa nueva etapa sabe cómo valerse por sí misma) pero juega un doble papel, como para la mujer que su situación sea más compleja (como la mujer que venga de un país distinto en busca de un puesto laboral acorde a la formación realizada en su país de origen y que en el recién llegado no sea común ser dirigido por mujeres).