• Patricia

    Miembro
    16 de marzo de 2022 a las 11:13 pm

    Impacta escuchar los últimos minutos de vídeo en el que se resume que la actualidad no es muy diferente de hace 11 años de la publicación del mismo. Cómo se ha criminalizado un proceso tan natural y humano como la movilidad geográfica y cómo se ha invertido la idea de la migración como oportunidad a migración como peligro contra nuestros propios derechos y en los países receptores.

    Las razones por las que las personas migran son tan diversas como seres humanos hay: es decir, todas las motivaciones que empujan a las personas a dejar atrás sus países, o las causas forzadas, están llenas de matices. No sabría arrojar una opinión sobre si existen causas diferenciadas entre sexos para migrar pero lo que sí tengo claro es la vulnerabilidad extra de las mujeres en el propio viaje migratorio y en la acogida o llegada a destino. Con esto, quiero decir, que las mujeres pueden migrar para mejorar sus condiciones de vida pero dentro de esta idea, pueden haber causas que no rocen ni de lejos a los hombres.

    En cuanto a la elección del hecho de migrar creo que es libre, independientemente de que los motivos que llevan a personas que conviven en la misma realidad sean los mismos, hay personas que deciden permanecer en sus territorios, aunque pueda conllevar la pérdida de su propia vida. Las elecciones siempre son libres y subjetivas, dentro de las motivaciones a las mismas, influyen factores de diversa índole.